CASE STUDY

ALDI

Con más de 80 artículos de conservas vegetales, El Cultivador es una de las marcas de Aldi más extensas y reconocidas para los consumidores. Esta cantidad de referencias hizo que nos decidiéramos por crear un código común para todas las familias que sirviera para unificarla, pero manteniendo una identidad propia para cada una de ellas lo suficientemente flexible para aplicarla en diferentes materiales como el cristal, el cartón o el papel.

Branding

Para el rediseño del logotipo desarrollamos una tipografía de tipo esténcil específicamente para el El Cultivador. Un estilo que se inspira en la iconografía rural y nos remite a las cajas utilizadas en la recogida de frutas y verduras.

Packaging

La creación de un distintivo gráfico, como es la inicial del nombre de cada producto, fue la mejor solución para lograr simplicidad y reconocimiento en un conjunto tan extenso. Utilizando diferentes familias tipográficas, asociadas a las características de cada gama de productos, para crear así diferentes identidades, cumpliendo además con la premisa del brief de potenciar la transparencia y dejar ver el producto lo máximo posible.

Dirección de Arte

Para reflejar la transparencia de los botes de cristal, las fotografías de los envases opacos debían representar los productos de una manera muy natural y directa, sin artificios, compartiendo protagonismo con la letra inicial.